Destacados

¿POR QUÉ DEJO QUE ME PEGUE?: La palabra maltrato es mencionada por los medios de comunicación como forma de definir una situación en la que la mujer permite durante años vivir completamente sometida a una persona. Cada vez que aparece una mujer asesinada o lesionada en manos de su marido todos nos estremecemos, pero también es verdad que nos preguntamos “por qué deja que le haga eso”. Toda la nota AQUI

también

Cargando...

Seguinos en las redes sociales

ANOTATE Y SEGUINOS

Licencias

Licencia Creative Commons
Mujeres Unicas© por Silvia Beatriz Giordano se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.
Basada en una obra de Escobar LA REVISTA Digital.

Traduce

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

17/2/17

Los aceites orgánicos y sus beneficios

¿ Conoces los aceites orgánicos ? ¿ Sabes como utilizar estos aceites para tu piel ?


Los aceites orgánicos son extractos lipídicos, ricos en vitaminas, minerales y ácidos grasos poliinsaturados, que se extraen de las partes grasas de las plantas conocidas como triglicéridos. Precisamente su composición en ácidos grasos esenciales los convierten en superingredientes cosméticos, excelentes hidratantes que nutren la piel en profundidad aportándole los ácidos grasos esenciales que ésta no puede fabricar por sí misma, necesitando de un aporte externo. Además, son potentes regeneradores de la piel, y tienen propiedades cicatrizantes.


Los aceites orgánicos o vegetales son molecularmente distintos de los esenciales, pues poseen una estructura molecular grande, pesada, que activa la piel y aporta ácidos grasos tanto esenciales como no esenciales (los esenciales son aquellos que necesitamos consumir o aplicar en la piel, es decir, aportar de forma externa o desde el exterior). Han sido usados en cosmética desde la antigüedad no sólo por su aporte nutricional, sino también por sus propiedades para mantener la piel en buen estado y prevenir su envejecimiento prematuro gracias a sus cualidades excepcionales para hidratar, nutrir y regenerar la piel. En general, los aceites orgánicos son muy nutritivos, y tonifican las membranas de la dermis aportando elasticidad.

Uno de los mejores usos que podemos hacer de los aceites orgánicos es como sustitutos de las cremas industriales para hidratar y nutrir la piel de una forma completamente natural. Son, en efecto, una extraordinaria alternativa a las sustancias químicas, y proporcionan a la piel los nutrientes necesarios para mantenerla en un estado vital y saludable.

También sirven como desmaquillantes; para ello, se suele utilizar primero el hidrolato como tónico natural (encima del maquillaje) y después se aplica el aceite. De cualquier forma, se trata de sustancias muy polivalentes en cosmética, y se puede echar mano de ellas para hacer cremas naturales con arcilla, con cera de abejas, o incluso a la hora de elaborar mascarillas caseras.


Los más exclusivos

Los orgánicos más conocidos son los aceites de argán, pero existe una amplia gama que abarca otros tipos de aceites como el de baobab, el de goji, el de espino amarillo, el de rosa mosqueta, o el de tamanu.


El aceite de argán contiene el secreto para una piel, cabello y uñas hidratadas y radiantes. Producido a partir de la nuez del árbol Argania spinosa, que crece sobre todo en una pequeña región del suroeste de Marruecos, proporciona una rápida absorción de nutrientes para el cabello, las uñas y la piel, y también ayuda a prevenir y reducir las arrugas, estrías y cicatrices, dejando la piel suave e hidratada con un brillo fresco y juvenil. Durante siglos, este aceite ha sido elogiado por sus propiedades calmantes y antienvejecimiento.

En el aceite de argán, la vitamina E se encuentra en altas concentraciones. Esta vitamina tiene la capacidad de neutralizar los radicales libres, y ayuda a proteger las membranas celulares de la oxidación lipídica, retardando el proceso de envejecimiento y manteniendo la apariencia juvenil de la piel. El aceite de argán también con-tiene niveles muy elevados de ácidos grasos esenciales, entre ellos el ácido linoleico (omega-6).


El aceite de baobab, obtenido a partir de árboles centenarios del corazón de África de origen sostenible, hidrata y cuida la piel seca y dañada, además de combatir los signos del envejecimiento, sin obstruir poros ni agravar el acné. Tiene un alto contenido en vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales que nutren y mejoran la elasticidad de la piel y suavizan la piel seca. Contiene igualmente niveles altos de ácidos grasos poliinsaturados, ácidos grasos omega (oleico y linoleico) y ácidos grasos saturados (palmítico, esteárico y araquídico), los cuales actúan conjuntamente para combatir los radicales libres y estimulan la regeneración celular.

Completan su mezcla de nutrientes la vitamina E, encargada de retrasar el daño celular y la degradación del colágeno, y la vitamina D, conocida por la producción de colágeno y por mejorar la luminosidad de la piel y el cabello.


El aceite de semillas de goji es un producto natural hidratante que ayuda a combatir los signos del envejecimiento, y es ideal para pieles sensibles. Apodado en Asia como el “diamante rojo del Himalaya”, las bayas de Goji ofrecen muchos beneficios para mantener el buen estado de la piel, protegiéndola de las tensiones de la vida cotidiana y manteniéndola joven y radiante.
El aceite de semillas de goji tiene un alto contenido en ácidos grasos esenciales, especialmente en ácido linoleico (omega-6), que ayuda a proteger y a reparar la piel estimulando la oxigenación intracelular. De esta forma, ayuda a restablecer el equilibrio vital del agua y las grasas en la película hidrolipídica de la piel.


Por su parte, el aceite de semillas de Rosa mosqueta deja la piel firme y suave, mejorando incluso el color y el tono de la misma. Procedente de las semillas contenidas dentro de las bayas de la rosa silvestre de un arbusto de los Andes del sur, su principal elemento diferenciador respecto a otros aceites es el ácido retinoico biodisponible (un metabolito de la vitamina A) que contiene. Este ácido retrasa los efectos del envejecimiento de la piel, ayuda a la regeneración celular, y promueve el aumento de los niveles de colágeno y elastina que proporcionan apoyo estructural a la dermis.


El aceite de semillas de Espino amarillo, poderoso antioxidante de absorción rápida, ayuda al cuidado de la salud de la piel gracias a su alto contenido en vitaminas E y K, carotenoides, flavonoides y una relación casi perfecta de los ácidos grasos insaturados omega-3 y omega-6.


Y, por último, mencionamos aquí el aceite de tamanu, cuyo árbol (CalophyIlum inophyllum) crece en las regiones tropicales del sudeste asiático. Este aceite se produce a partir del núcleo contenido dentro de la nuez de la fruta; con el fin de liberar su aceite, el núcleo debe dejarse secar al sol durante uno o dos meses, tras los cuales se cubre con un aceite oscuro y muy pegajoso. A partir de ahí, el núcleo se prensa en frío para extraer el verdoso y fragante aceite de tamanu, que, mirado de cerca, exhibe unos brillantes microcristales delicados.

Los pueblos indígenas del sudeste asiático han usado este aceite durante siglos, llegando incluso a considerarlo sagrado. Entre sus funcionalidades, ayuda a acelerar la cicatrización de heridas, úlceras, quemaduras, forúnculos, acné, eczemas, psoriasis, etc.


Cómo usarlos
Los aceites orgánicos se pueden utilizar aplicándolos directamente sobre la piel, de la misma forma que si estuviésemos usando nuestras cremas diarias. Si acostumbramos a utilizar cremas industriales que tienen cierta textura y cierto color, puede resultar extraño aplicar sobre la piel un aceite que normalmente no huele a nada o, como mucho, huele ligeramente al fruto de la planta. Lo cierto es que casi todos los aceites se absorben con rapidez, por lo que esa sensación extraña tiene más que ver con una falta de costumbre que con una incomodidad real.
Los aceites orgánicos o vegetales se pueden usar solos (por ejemplo, argán para pieles maduras, o rosa mosqueta para pieles acnéicas), aunque lo ideal es combinarlos con otros aceites indicados en cosmética natural y con aceites esenciales para utilizar sus propiedades terapéuticas y reforzar así el tratamiento que queramos llevar a cabo dependiendo de nuestro tipo de piel.

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

1/2/17

Intentar vs. tener un firme proposito: consigue tus objetivos por Marta Morón


Sólo ‘iniciar la ejecución de algo’ es verdaderamente útil ya que implica un proposito claro y una acción. // Autor: Marta Morón Torres - Fuente: http://www.mujerlider.es

Para lograr que nuestro proposito se cumpla, necesitamos compromiso y una buena actitud. Sólo así conseguiremos los resultados esperados en la vida. En una conversación reciente alguien me decía “puedo intentar las cosas pero no siempre se consiguen”. Ahí me saltó la luz de alarma, porque para mí la palabra ‘intentar’ tiene implicaciones inconscientes muy peligrosas que pueden impedirnos lograr nuestros objetivos. Hoy te explico las razones.



Intentar
La palabra intentar tiene tres significados en el diccionario de la RAE:
1. Tener ánimo de hacer algo
2. Preparar, iniciar la ejecución de algo
3. Procurar o pretender

Sólo ‘iniciar la ejecución de algo’ es verdaderamente útil ya que implica un proposito claro y una acción. El resto de acepciones están cargadas de buenas intenciones que no necesariamente nos llevarán a obtener resultados. Desde mi punto de vista, la palabra intentar lleva implícita una falta de fe en el logro y también una falta de compromiso, aunque ambas cosas sean inconscientes. Esto nos termina llevando a sufrir grandes frustraciones.



Tener un firme proposito
Sin embargo, tener un firme proposito nos acerca a nuestros objetivos ya que lleva implícitos la actitud, el compromiso y la implementación necesarios para conseguir los resultados deseados:
1. Detectar la necesidad y marcar el objetivo
2. Elaborar un plan
3. Ponerse en acción ejecutando el plan elaborado
4. Persistir lo necesario sin abandonar antes de obtener los resultados deseados

La diferencia es clara, mientras al intentar sólo soñamos con un objetivo, al tener un firme proposito tendremos la actitud correcta, el compromiso suficiente, y haremos todo aquello que sea necesario (honrando nuestros valores) para lograr nuestro proposito. Claro está que nos referimos a objetivos realistas aunque sean ambiciosos, no sirve pensar en ser la primera española que pise Marte si ya andas por los cuarenta…



Luchar por lo que verdaderamente quieres
Ese es el primer paso, tener muy claro lo que verdaderamente quieres. Porque en muchas ocasiones andamos por la vida ‘como pollo sin cabeza’, dando tumbos por falta de claridad y enfoque y sin tener un proposito. Como ya te he comentado en artículos anteriores, dedicamos meses a planificar temas como por ejemplo nuestras vacaciones, analizamos cada zona, cada hotel, cada fecha… con la mayor minuciosidad pero no dedicamos tiempo a planificar nuestra propia vida, y eso nos lleva a dar muchos tumbos por falta de claridad.

Así que te invito a dedicar tiempo a saber lo que verdaderamente quieres en tu vida personal y profesional, para así poder elaborar un plan y poner rumbo a tus objetivos ejecutando lo planeado, teniendo un proposito y perseverando lo necesario. Porque sin acción no hay nada. Sólo poniéndonos en marcha convertimos las ideas en realidad. El resto es cero.



¿Crees que las cosas se pueden intentar pero no siempre se consiguen? La palabra intentar lleva implícita una falta de fe en el logro, y también una falta de compromiso inconsciente que lleva a grandes frustraciones en la vida. Sin embargo tener un firme proposito te da una verdadera posibilidad de alcanzar tus objetivos, porque supone un cambio de actitud, un compromiso y entrar en acción, lo que te ayuda a conseguir resultados.

“Intentar algo es fracasar. Hacer es triunfar” Autor desconocido



Comparte tu opinión sobre el artículo más abajo donde dice “Deja un Comentario”, como siempre me encantará leerlo y contestarte.

No olvides suscribirte a mi Boletín gratuito para no perderte el próximo artículo, ni el acceso gratuito al video “Mejora tu Liderazgo potenciando tu Autoestima”, Pincha aquí para conseguirlo.

Y si te ha gustado, pincha “Me gusta” y compártelo en Facebook y Twitter.



Sobre la Autora:
Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.
Desde entonces, Marta ha ampliado su formación estudiando Coaching con PNL en el Instituto de Potencial Humano, acreditado por la ICF-International Coaching Federation, así como en otros centros pioneros del coaching y el desarrollo personal. También es dos veces emprendedora. Actualmente, además de tener su consultoría “MujerLider – Coaching para Mujeres con Responsabilidades Profesionales” y su portal www.mujerlider.es, también es profesora de Desarrollo Personal y Profesional, Miembro Honorífico de Worldwide Branding Who is Who, y colabora con diferentes ONGs. Con su formación y conocimiento laboral, ha ayudado a numerosas mujeres a orientar su vida hacia los retos personales y profesionales que desean conseguir.

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA
Sigue AQUI...

25/1/17

Cómo controlar las crisis nerviosas


Aprender a controlar las crisis nerviosas es posible. Esta es la manera:

Perder el sentido de la realidad es un desestabilizador lo suficientemente fuerte para entrar en una crisis nerviosa.


“La ansiedad es uno de los factores que más influyen ya que pueden apoderarse de la persona haciéndole perder los nervios y convirtiéndola en un ser irritable”, sostiene el psicólogo español Diego Alcalde Ramos.


Qué motivos hacen que surja la crisis:

· Reacción exagerada ante los inconvenientes

· Acumulación de problemas que no se dicen en su debido momento

· El cuerpo se habitúa a estar en estado de tensión y a reaccionar violentamente ante las dificultades e imprevistos.

· El escaso manejo de la ansiedad hace que las situaciones violentas y nerviosas se agraven

Recomendaciones para poder controlar las crisis:



· Cuando la tensión aparece lo mejor es descargarla haciendo ejercicio físico. “No importa qué actividad se elija.

Salir a correr, montar en bicicleta o ir a nadar son situaciones que descentralizan el problema. Hay que alejarse, tomar distancia y poder buscar una salida que no sea entrar en crisis”, aconseja el especialista.

· “Tener un momento de nervios aunque se reitere con frecuencia no significa que la persona esté loca, sino que tiene poca capacidad para aceptar el fracaso y las sensaciones negativas”, explica el profesional.

· Evitar las situaciones que hacen llegar a la agresividad y la falta de contención es una buena alternativa para no tener que padecerlas.

“Hay que asumir tareas que estén a nuestro alcance. No exigirse demasiado ya que los resultados no serán siempre como nosotros deseamos que sean y el darse cuenta de esto cuando ya se ha producido un desencadenante si no se tiene autocontrol será mucho más fácil agobiarse e irritarse”, sugiere el psicólogo.

· Es importante relajar los músculos. “Notar los músculos que están tensos y relajarlos. Reiterar este procedimiento durante quince minutos. No olvidar mantener una correcta y pausada respiración”, recomienda el profesional.

“La ansiedad muchas veces se genera y basa en un pensamiento no real. Hay que determinar qué hay de cierto y qué no cuando se crea una reflexión sobre algo.

Hay que darse cuenta cuáles son las situaciones que desencajan para poder trabajar sobre ellas. Afrontarlas es la única manera de hacer que desaparezcan.

Sin ansiedad, las crisis nerviosas irán disminuyendo notablemente”, finaliza diciendo el psicólogo.


Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA
Sigue AQUI...

18/1/17

Look sexy: tips de maquillaje para lograrlo

Los 30 mejores trucos y tips de belleza de todos los tiempos para lograr un look que se adapte a vos. ¡Seguí estos consejos!

¿No sabés qué cosméticos te quedan mejor? Seguí nuestra lista de consejos de maquillaje para lograr un look sexy y glamoroso que se adapte a vos.

Mito 1: No puedo usar labial rojo ¡Sí que podés! Si es tu primera vez, probá con un tinte rojo y no un color sólido ya que, al ser medio transparente, es más fácil de usar. Si tenés un tono de piel más amarillo optá por rojos cálidos (más anaranjados) y si tenés un tono más rosado usá rojos fríos (más azulados).

Mito 2: Lo natural es mejor La decisión de usar productos naturales en lugar de aquellos que contienen ingredientes sintéticos debe basarse en una preferencia personal y no en hechos científicos, ya que no existe ninguna investigación que sustente dicha noción. Un ingrediente puede provenir de un árbol, pero no significa que no fue químicamente alterado o procesado en su camino al envase.


Mito 3: Esmalte de uñas aplicado sin defectos Pintate las uñas a la noche y no te preocupes si te pintás las cutículas. Después pasate un poquito de aceite de cutículas por las uñas. A la mañana siguiente, frotá los “errores” en la ducha: se van a salir sin esfuerzo. Luego ponete fijador.


Mito 4: La pasta dental seca los granos Este mito surge de aquellos días en los que la pasta contenía zinc, un ingrediente recomendado para problemas de la piel. El tema es que en la actualidad fue reemplazado por componentes más efectivos como flúor e ingredientes antibacterianos que, de hecho, exacerban los granitos.

Mito 5: La base causa granos Al contrario: usar una base que contenga ingredientes para el control de la grasitud puede ayudar a la piel que es propensa a brotarse. Lo importante es limpiarte la piel de forma delicada y eficaz todo las noches para sacarte bien el maquillaje y los residuos del día.

Mito 6: Solo me bronceo una vez al año en las vacaciones, así que no es malo para mi piel Quemarte la piel una vez al año para estar bronceada es una forma certera de destruirla. Si bien cualquier forma de quemadura solar daña la piel, exponerte sin protección, aunque sea una vez al año, es lo más dañino de todo.

Mito 7: El color correcto A veces lo único que necesitás para un look más radiante y descansado es un poco de rubor. Aplicátelo después de la base y el polvo. Te ilumina la cara y no vas a necesitar mucho más maquillaje.


Mito 8: Chau, granos Pulverizá una aspirina y mezclala con un poco de agua para hacer una pasta. Aplicá la pasta directo sobre el grano. La aspirina contiene ácido salicílico, el mismo ingrediente presente en varios cosméticos destinados a problemas dérmicos. Purifica los poros, remueve la piel muerta y reduce la inflación y el enrojecimiento.

Mito 9: Levantá un color de labios opaco u oscuro con vaselina El color era divino en el envase pero, ahora que te lo pusiste, ¡te asusta a vos y a tus vecinos! Simplemente ponete un poquito de vaselina en toda la superficie de la boca y después secate con un papel. El color va a levantar un montón.

Mito 10: ¿Qué color de pelo me queda mejor? El color de pelo que mejor te queda es el que te levanta los ojos.


Mito 11: Una gota de agua hace que la máscara de pestañas seca dure más Agregarle agua a la máscara es una invitación al enchastre. Lo mismo aplica a subir y bajar el pincel desenfrenadamente, ya que entra una cantidad excesiva de aire que no es para nada estéril. Mejor, retirá el pincel con cuidado, guardá la máscara en un lugar frío lejos de la luz solar y usala dentro de los tres meses (después conviene tirarla).

Mito 12: Divina en 5’ Tu jefe te convocó de manera inesperada para una presentación con clientes y no tenés tiempo de arreglarte mucho. Simplemente ponete un poco de polvo y labial (no gloss), pasate el dedo por debajo de los ojos para eliminar cualquier mancha y echate un toque de perfume.

Mito 13: Tomar agua rehidratará mi piel Podés tomar litros de agua y correr al baño cada cinco minutos, pero tu piel no se va a rehidratar por eso. La estructura responsable de mantener el agua en la piel está conformada parcialmente por grasas, así que asegurate de que tu dieta incluya una cantidad suficiente de ácidos grasos.

Mito 14: El chocolate causa granos El chocolate no causa granos pero el azúcar que contiene sí, y una dieta con alto contenido de carbohidratos refinados, grasas saturadas y muchos alimentos con un alto índice glucémico provocarán problemas dérmicos.

Mito 15: Los ejercicios faciales previenen las arrugas La piel flojita es producto de cambios en la estructura de la piel, por lo que ejercitar los músculos más profundos no va a cambiar nada y no le va a hacer ningún favor a la piel.

Mito 16: Los cosméticos duran más si los guardo en la heladera De hecho, la refrigeración altera la delicada emulsión de agua y aceite de tus cosméticos. Lo mejor es guardar los productos a temperatura ambiente, lejos de la luz solar directa.

Mito 17: Pestañas más largas Rizate las pestañas con un rizador y después aplícate rímel a prueba de agua (mejor que el regular). Mantiene la pestaña rizada más tiempo.

Mito 18: Arreglate las uñas desprolijas en un minuto Arreglate las uñas instantáneamente con un poquito de aceite de cutículas. Elimina las cutículas desparejas y emprolija las uñas en minutos.

Mito 19: Cepillarse el pelo 100 veces por día Quizá sea bueno para el cuero cabelludo, pero no para el largo del pelo. El cepillado repetitivo te daña el cabello y puede hacer que se quiebre. También distribuye los aceites naturales, lo que hace que tengas que lavártelo más seguido. Cepillate el pelo solo cuando sea necesario.

Mito 20: ¿Se te enredó el pelo con una gomita? Apuntá el secador de pelo al nudo durante unos segundos y la gomita caerá milagrosamente.


Mito 21: Ojos soñadores Agarrá el pincelito de la máscara y, con el extremo, aplicate la máscara en las raíces de las pestañas superiores externas primero. Después andá hacia adentro hasta el ángulo interno con el resto del pincel. De este modo no se van a hacer grumos.

Mito 22: Granitos en la espalda Cuando te lavás el pelo tirátelo hacia adelante para que la crema de enjuague no te caiga por la espada. Después lávate el cuerpo con un shampoo anticaspa que contenga ácido salicílico para ayudar a controlar los brotes.

Mito 23: Una limpieza profunda de la piel viene bien Lavarte la piel en profundidad hace que tu rostro esté siempre fresco y con un aspecto juvenil.

Mito 24: Un tono de piel amarillo debe equilibrarse con una base rosita La base tiene que combinar con tu color de piel, no importa cuál sea el tono.


Mito 25: Labial a prueba de errores Delineate los labios, pasate el delineador por todo el labio y después aplícate un lápiz de labios de larga duración. Secate y volvete de poner.

Mito 26: Ponerse fragancia en la piel Ponete el perfume en la ropa; de esta manera, la fragancia no va a cambiar por la química de tu piel.

Mito 27: Esmalte saltado Ponete un poquito de quitaesmalte en la yema del dedo y pásalo despacito por donde se te saltó el esmalte hasta que se reacomode.

Mito 28: Los productos de la misma gama funcionan mejor Algunas gamas de productos, como aquellos formulados para pigmentación, están diseñados para ser usados juntos. En general, no es necesario.

Mito 29: Pelo feliz y brilloso ¿Estás con el pelo feo y querés levantarlo? Enjuagátelo con cerveza.

Mito 30: Mojarme la cara con agua helada me va a hacer lucir joven Quizás por un momento la piel parezca más firme y fresca, pero a largo plazo le hará más mal que bien. Los cambios abruptos de temperatura pueden llegar a provocar un daño permanente.

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA
Sigue AQUI...

11/1/17

Cómo quemar calorías haciendo limpieza

Aprendamos cómo quemar calorías haciendo los quehaceres de nuestra casa, aunque no parezca un ejercicio el esfuerzo que hacemos nos hará quemarlas. ¡Entrá!

Es verdad. Si nunca lo pensaste, esta es tu oportunidad para descubrir cuánta energía usás para los quehaceres cotidianos. El equipo de “For me” sabe que no todas sus lectoras tienen tiempo de salir a caminar o ir al gimnasio, así que decidimos investigar la cantidad de energía que se usa para ciertas tareas, como aspirar o sacar el polvo. Si nunca encontrás el momento, descubrí la mejor manera de perder esos kilos de más y, al mismo tiempo, ¡dejar tu casa impecable!



  • Planchar = 115 kcal por hora

Empezamos con la actividad que requiere el menor desgaste de energía. Está bien, es verdad, planchar no implica un desgaste importante de energía, pero esto no debería decepcionarte. 115 kcal no son pocas y, si lo hacés todos los días, te vas a sacar de encima algunos kilos.
Sacar el polvo = 175 kcal por hora
Como bien sabemos, sacar el polvo implica un movimiento de brazos importante, en especial del brazo derecho (¡si no sos zurda, por supuesto!). Sin embargo, recordá que mientras más movimientos hagas, más calorías vas a quemar. Por lo tanto, poné manos a la obra y limpiá el polvo de los lugares más inalcanzables de tu casa. (Descubrí más ejercicios para estar en forma)

  • Limpiar ventanas = 200 kcal por hora

¿Cuántos movimientos circulares se requieren para limpiar las ventanas de tu casa? Muy bien, ninguno de estos movimientos son en vano, ya que además de haber dejado las ventanas limpias, vas a bajar de peso.

  • Aspirar el piso = 200 kcal por hora

Es posible que se trate de la actividad que requiere más esfuerzo, en especial si tenés que mover el sofá, las camas y los muebles. Caminar de un lado a otro, agacharse y hacer muchos otros movimientos ¡te permiten quemar un montón de energía!

  • Jardinería = 285 kcal por hora

Cortar el pasto y ponerse de cuclillas para arrancar las raíces podridas del suelo y plantar bulbos nuevos son actividades que requieren un esfuerzo físico considerable. De hecho, se trabajan muchos músculos (glúteos y bíceps) así que tu cuerpo te lo va a agradecer.


Consejo: Tenemos que tener mucho cuidado con respecto a la postura que adoptamos cuando realizamos tareas de jardinería, ya que el hecho de estar siempre en la misma posición nos puede generar dificultades para movernos al día siguiente.

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA
Sigue AQUI...

4/1/17

Cómo cuidar el pelo para tenerlo lindo

Si mantener tu pelo saludable y con brillo se hace difícil, estos consejos te ayudaran a identificar lo adecuado para tu pelo.

Podemos tener el pelo lacio, con ondas, enrulado o teñido de diferentes colores, porque sin duda las latinas representamos la diversidad. Sea como sea, acá te damos algunos tips para el cuidado de tu pelo.


Es un mito que todas las latinas somos iguales. Somos todas únicas y venimos en diferentes tamaños, formas y colores, de piel y de pelo. Y si hablamos de cabello y belleza, lo que le funciona a una, puede no ser la receta mágica para otra. La diversidad es genial. O acaso la clave de la belleza, ¿no consiste en que seamos todas únicas?

No importa qué tipo de pelo tengas, hay cosas que todas deberíamos hacer para tener una cabellera saludable y hermosa. En general, cuantos más rulos tenés, menos tenés que recurrir al shampoo, ya que el cabello rizado necesita retener sus aceites naturales. Si te hacés color, el uso de acondicionador de efecto profundo debe ser una prioridad en tu rutina de belleza capilar. La buena noticia es que hay un amplio abanico de productos con propiedades específicas, diseñados para dar respuesta a las diferentes necesidades de cada una de nosotras en materia de cuidado del cabello.

Pelo ondulado

Si tenés cabello enrulado, generalmente podés dejar pasar un par de días entre lavado y lavado. Cuando te laves el pelo, te recomendamos utilizar un shampoo para dar volumen. Después, probablemente solo necesites un acondicionador liviano. Una vez que el pelo esté seco, a golpecitos de toalla, sin refregar, usá mousse para lograr el look deseado. También podés usar un shampoo en seco, como el Herbal Essences Naked Dry Volume los días intermedios en los que no te laves el pelo para refrescar tu look.

Pelo enrulado

Si sos latina y tenés pelo con rulos, siempre estás luchando para que no se te aplasten y estén libres de frizz, y de vez en cuando querés variar y optar por un peinado lacio. El tema es que todos los productos e implementos de calor que usás hacen que tu pelo se vuelva más salvaje.

No te olvides de que los rulos son hermosos y divertidos. No reniegues de tus rulos. Comprá productos pensados para cabello enrulado que nutran, acondicionen y eliminen el frizz. Lavate el pelo una o dos veces por semana, aplicando un shampoo nutritivo solo en el cuero cabelludo. Luego colocá acondicionador sobre toda la cabellera (incluyendo las raíces); utilizá un acondicionador profundo y dejalo actuar durante un par de minutos. Entre lavados, acomodá y armá tu peinado con los dedos, y recurrí a un aceite nutritivo en spray para darle brillo y mantener tu pelo libre de frizz. Para no perder la sensación de pelo limpio podés recurrir al shampoo en seco.

Pelo lacio


Si tenés pelo lacio, probablemente te lavás el pelo, lo dejás secar de forma natural y seguís con tu vida como si nada. Pero seguro muchas veces te mirás al espejo queriendo encontrar alguna variante para cambiar un poco el look. La eterna lucha. Para darle más vida a tu pelo es probable que recurras a la buclera, el spray y otros trucos, pero acordate que está todo permitido siempre y cuando no notes que tu pelo no está tan saludable y brilloso como de costumbre.
Mirá más consejos aquí

Optá por un shampoo y acondicionador que le den volumen a tu cabello, y mimate con un baño de crema nutritivo por lo menos una vez por mes. No maltrates las raíces con calor todo el tiempo y probá un spray a base de sal marina para lograr un look playero de ondas naturales. Cuando uses la buclera, no dejes de proteger tu pelo del calor y colocate un aceite para darle brillo a las puntas.

Pelo teñido

Nos encanta llamar la atención con un color impactante, pero como seguramente ya sabés, un gran color conlleva gran responsabilidad. Los productos químicos que se usan para la tintura o para ese color fabuloso pueden repercutir negativamente en la salud y textura de tu pelo. Lo mejor es elegir productos pensados para cabello teñido, que contengan ingredientes extra para que tu pelo esté hidratado y sano y para que tu color dure más.

Igual que ocurre con las chicas que tiene pelo enrulado, te recomendamos usar poca cantidad de shampoo, preferentemente solo en el cuero cabelludo, y concentrarte en el acondicionador, además de usar una mascarilla hidratante una o dos veces por semana.

Como podés ver el trío dinámico de shampoo, acondicionador y tratamientos nutritivos se aplica a todo tipo de cabello. El secreto consiste en aplicar pequeños trucos aquí y allá para ayudar a que tu tipo específico de cabello se mantenga lo más sano posible. Queré a tu pelo, cuidalo y ¡divertite con tu look!

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA
Sigue AQUI...

en Twitter


Se ha producido un error en este gadget.

En otros suplementos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.